. . .

Paracaidismo · Tequesquitengo

Paracaidismo · Lago de Tequesquitengo

Actividades aéreas

El clima de la selva morelense es ideal para las actividades aeronáuticas, la región presenta 360 días de sol al año con una visibilidad óptima y accesibilidad inmejorable, ya que la autopista del Sol (95 D) se ubica a 800 metros del circuito que rodea el cuerpo hídrico más importante del Estado de Morelos.

Salto en paracaidas · Tequesquitengo

Con medio siglo de historia, la actividad inició promovida por un grupo de entusiastas de la aventura, quienes fueron pioneros a nivel nacional en saltar al vacío desde una aeronave. Al inicio sólo era un grupo pequeño de deportistas adquiriendo experiencia y desarrollando la técnica adecuada que poco a poco fue estableciendo los antecedentes y buenas prácticas que en breve lograron atraer a las Fuerzas Armadas y Ejército Mexicano. Los primeros años se enfocaron en mejorar la técnica y sólo se hacían encuentros entre expertos donde la mayoría de paracaidistas eran extranjeros.

La industria textil desarrolló nuevos materiales, más ligeros y resistentes; la experiencia de los primeros instructores permitió atraer a más interesados en capacitarse en la actividad; aparecieron los primeros equipos “tándem”, los primeros pasajeros en probar los equipos fueron mujeres audaces que ayudaron a perfeccionar la técnica que permitió popularizar el interés por una aventura extrema.

A principios de los años noventa del siglo pasado ya se ofrecían saltos tándem al público en general de manera comercial, muy pocos lograban vencer el pánico a las alturas y eran calificados como “locos” por los más conservadores.

La popularidad del paracaidismo llegó de la mano del uso de internet, los amantes de actividades extremas compartieron sus hazañas y lograron posicionar al deporte como una actividad segura y apta para todas las edades. En nuestros días, medio millar de visitantes saltan al vacío cada fin de semana y comparten su experiencia con fotografías espectaculares.

Al norte y al sur del lago más profundo del país se localizan un par de pistas donde despegan aeronaves repletas de turistas que saltan desde aeronaves turbocargadas a más de 13 mil pies de altura.

Recomendaciones

Programa tu salto por la mañana, así tendrás el resto del día para conseguir un bronceado envidiable. A la orilla del lago hay múltiples playas, clubes, restaurantes y hoteles con albercas cálidas y buena oferta gastronómica. Los visitantes deben traer traje de baño, toalla, gorra, repelente de mosquitos y protector solar.

Pueblo sumergido del siglo XIX

Cuando nuestro país se encontraba asediado por las potencias extranjeras de la época, sucedió un gran terremoto que ocasionó la inundación del antiguo pueblo de San Juan Bautista, de manera paulatina, el nivel del lago fue elevándose y en 50 años consiguió dejar la cúpula de la iglesia bajo sus aguas.

Tequesquitengo · Pueblo Sumergido

La zona sur del lago es perfecta para embarcarse en una lancha o velero y saltar por la borda comprobando la calidez de los 24,7 ºC que presenta la capa superficial de una masa inmensa de agua dulce. La Secretaría de Salud del Estado de Morelos certifica el uso deportivo del agua a través de estudios mensuales de calidad.